0años

Hace 5.330 años  nuestros antepasados descubrieron que el cacao se podía consumir y que era una excelente fuente de energía y bienestar, esto ocurrió en la actual provincia de Zamora Chinchipe, al sur del Ecuador.

Esta milenaria tradición de consumo del cacao nos inspiró para crear LaChó Cacao, con la intención de recuperar esta sabiduría ancestral adaptada a la vida contemporánea, por ello nos sentimos orgullosos de contribuir a la historia del chocolate con productos funcionales, versátiles y fáciles de utilizar.

EL CACAO ES DE ORIGEN AMAZÓNICO

En el año 2012 un equipo de investigadores  liderados por el arqueólogo Francisco Valdez del Instituto de Investigaciones de Francia – IRD descubrieron restos de almidones de  cacao en tumbas de la Cultura Mayo Chinchipe, al sur del Ecuador. Fue un descubrimiento fenomenal por tratarse de los rastros de domesticación y consumo de cacao más antiguos en el mundo!  Desafiando las teorías que vinculan el origen de esta fruta a México, ahora sabemos qué hace 5,330 años nuestros antepasados ya consumían cacao, más de 1,000 años antes que los restos más antiguos hallados en México que datan de 3,912 años.

LA PRIMERA BEBIDA DE CACAO, se encontró dentro de esta botella de cerámica con el rostro de un felino en una tumba en Palanda, estudios con carbono catorce concluyeron que la bebida de  cacao fue preparada hace más de 5.000 años para acompañar el viaje hacia la otra vida de un líder de la Cultura Mayo Chinchipe en la Amazonía ecuatoriana.

Así como DESDE HACE 5000 AÑOS SE BEBE CACAO aprovechando de esta manera las bondades de esta fruta tropical que se origina en el bosque Amazónico, LACHÓ impulsa el consumo de esta deliciosa fruta con el CHOCOLATE TAZA, el CACAO 100 y el CHOCOLATE LIQUIDO.